invertir tecnología, value investing.

INVERTIR EN TECNOLOGÍA

Conociendo el sector

El sector de la tecnología es sin lugar a dudas, una de las mejores oportunidades de inversión.

Representa el segmento de mercado más grande, eclipsando a todos los demás, incluyendo el sector financiero y el sector industrial.

 

 

Las empresas de tecnología están muy ligadas a la innovación y el desarrollo. Por tanto no es de extrañar encontrar en sus cuentas, gastos considerables en I + D. De estas inversiones, se esperan un flujo constante de progreso, nuevos productos y servicios innovadores con los que seguir creciendo.

 

Composición

El sector Tecnología lo podemos dividir conceptualmente en 2 partes, Hardware y Software.

Encontramos que se estructura en 4 sectores (o sub-sectores) enormes como son:

  • Semiconductores
  • Comunicaciones y networking (internet)
  • Hardware: Ordenadores, teléfonos, electrónica, y componentes electrónicos
  • Software y servicios IT (Tecnologías de la Información)

 

La industria de los Semiconductores podría ser un sector por si solo, ya que el número de productos que dependen de ella es enorme.

El software es igualmente grande, y cada día más, porque de él depende el funcionamiento de todos los dispositivos de la era digital en la que nos encontramos. Aparte estamos ante el crecimiento del Big Data, Internet Of Things, Cloud, Business Inteligence, etc. Todo esto y más, representan oportunidades enormes de inversión.

El hardware incluye equipos de comunicaciones, computadoras y periféricos, equipos de red, instrumentos técnicos y electrónica de consumo. Aquí entran por ejemplo los servidores (discos duros/memoria), además de los dispositivos electrónicos de consumo y/o industrial, militar.

 

Los múltiplos a utilizar para valorar cada sub-sector son diferentes, ya que los márgenes operativos y retornos sobre el capital también lo son. Por ejemplo, es normal encontrar que las empresas que desarrollan o integran software tengan márgenes operativos entre el 7-9%, mientras que la media en los semiconductores supera el 15%.

Además no todas las industrias del sector son igualmente intensivas en capital. Esto es importante ya que algunas compañías requerirán de bastante deuda en su balance para funcionar, mientras que otras gozarán de caja neta para invertir saludablemente en su crecimiento, o en el accionista.

Esto hace que a la hora de realizar nuestra valoración, debamos coger los comparables adecuados, y no unos globales de todo el sector Tecnología.

 

La Importancia de la Industria Tecnológica

El nacimiento de Internet ha dado lugar a nuevos modelos de negocio y a importantes cambios en el comercio. Esto ha creado nuevas oportunidades, a la vez que amenazas a los sectores tradicionales.

Estos nuevos productos y servicios se difunden en toda la economía.

No hay un solo sector de la economía moderna en el que la tecnología no esté presente. Todo sector depende en mayor o menor medida del sector tecnológico para mejorar la calidad, la productividad y/o la rentabilidad.

Y es por ello que no sorprende ver cuál es el sector de mayor crecimiento por ejemplo del S&P 500:

 

 

La tecnología es el presente y el futuro. Y es por ello que invertir en él es clave, tanto para impulsar las transformaciones industriales, como para que el accionista encuentre un lugar adecuado para hacer crecer su patrimonio.

 

Inversión en Valor y Tecnología

Los Value Investors históricamente han evitado la inversión en este sector. Aunque actualmente ya no es así, las razones principales eran 3:

  • Rápidos cambios en la industria
  • Compañías sobrevaloradas
  • Desconocimiento del modelo (fuera de su círculo de competencia)

 

A día de hoy nos encontramos que se puede tener mucho éxito invirtiendo en tecnología, donde además obtendremos rendimientos superiores, si hacemos bien nuestro trabajo.

Por otro lado, aunque siempre encontraremos compañías sobrevaloradas, también podemos encontrar pequeñas joyas, como por ejemplo en small-caps dedicadas al desarrollo de software.

En cualquier caso, los múltiplos elevados a pagar en la industria tecnológica, no solo tienen un origen especulativo (como en la burbuja de las puntocom).

En este sector no es raro encontrar compañías con crecimientos mayores al 30% anual y retornos sobre el capital mayores al 20%, por lo que ver medias de cotización a PER 30 (Precio/Beneficio), no debería sorprender.

 

No obstante, con visión de Value Investing, debemos evitar invertir en compañías a semejantes precios, ya que un descenso del crecimiento a tasas más moderadas, provocará posiblemente, la caída de su cotización.

En cuanto a los “cambios” en la industria, tengo una opinión clara al respecto. Considero que hoy por hoy ninguna industria, ya sea tradicional o moderna, está a salvo de los rápidos y constantes cambios.  Por tanto, éste no debería ser un motivo para evitar el sector, ya que de verlo así, no invertiríamos en prácticamente ningún activo.

 

Conclusiones

Aunque seguiremos profundizando en el conocimiento del sector, podemos obtener las primeras conclusiones.

Evitar invertir en el sector tecnológico hará que nos perdamos las mejores oportunidades de inversión.

No obstante hay que invertir siempre tras realizar un análisis y valoración exhaustivos, y no especular tras una corazonada.

 

Si invertimos en tecnología, generalmente los rendimientos que obtendremos como recompensa de nuestro trabajo serán mayores.

Pero si no somos capaces de predecir correctamente las futuras ventas de una compañía, su ventaja competitiva y lo duradera de ésta, lo mejor sería evitar invertir por nuestra cuenta seleccionando valores.

Invertir en Tecnología: Entendiendo el sector

5 (100%) 2 votes