estrategias de inversión.

Estrategias de inversión. Cómo batir a los índices año a año controlando la volatilidad.

Nos planteamos el ejercicio de encontrar y testear dos estrategias de inversión que nos permitan, con diversas volatilidades, batir al mercado año a año y, por lo tanto, obtener rentabilidades superiores al 10% de media anual consiguiendo por el camino no sólo conservar el capital frente a la inflación sino multiplicarlo gracias al interés compuesto.

Estrategias de inversión. Principios ineludibles.

Lo primero que debemos tener en cuenta si queremos tener éxito con nuestra cartera y batir a los índices año a año en el plazo temporal que nos planteemos, es que nuestro trabajo deberá atender a ciertos principios básicos. Principios de sentido común  que se derivan del conocimiento profundo de la bolsa y que todo inversor profesional tiene en cuenta a la hora de diseñar su método para ganar en bolsa.

La mayoría de la rentabilidad se consigue en muy pocas sesiones de bolsa. Son muchos los estudios que avalan este principio, las bolsas  se pasan la mayoría del tiempo enfangadas para hacer lo que tienen que hacer en muy pocas sesiones, en un plazo de tiempo muy corto. Piotroski lo especifico  en su  paper  de esta manera:

In particular, 1/6 of the annual return difference between ex ante strong and weak firms is earned over the four three-day periods surrounding these quarterly earnings announcements.

En particular 1/6 de la diferencia de rentabilidad anual entre las compañías fuertes o débiles ex ante es obtenida en el período de los tres, cuatro días después de la presentación de resultados.

Esto me recuerda  la anécdota curiosa de Peter Lynch y los inversores de su fondo Magellan con el que consiguió una rentabilidad media de alrededor de un 30% anualizado. Estudiando cuanto habían ganado sus participes se dio cuenta que de la mayoría no habían conseguido esta rentabilidad, pues se habían dedicado a entrar y salir del fondo según ellos consideraban que las cosas iban a ir bien o mal. Craso error.

Hay que ser claro. Nadie sabe cuándo se producirá la próxima subida de la bolsa, nadie tiene esa información, y nadie sabe lo que pasará mañana, pero una cosa es cierta, haciendo las cosas bien, aplicando estrategias de inversión adecuadas y bien diseñadas, no vale la pena hacer market timing, normalmente acabamos perdiéndonos la fiesta.

Conocer este punto es importante pues responde a la pregunta que muchos inversores se hacen acerca de porqué es conveniente estar siempre invertido y porqué no debemos vender cuando consideramos y volver a comprar  en otro momento. Los datos a la hora de invertir en bolsa hablan, y cuando los datos hablan las emociones o las intuiciones  deben callar.

Por este motivo, para nuestro estudio testearemos fórmulas de inversión que se ejecutarán entrando en mercado y conservando una cartera que rebalancearemos anualmente, siempre y cuando aparezcan nuevas oportunidades.

Debemos tener muy en cuenta las comisiones. Si  pretendemos  batir a los índices debemos tener en cuenta el coste que vamos a pagar por cada compra y venta. En realidad este punto es tremendamente importante y es muchas veces olvidado por el inversor medio.

Si nos liamos a comprar y vender y a intentar predecir que hará la bolsa entrando y saliendo semanalmente o diariamente o en un plazo de tiempo incluso más corto, pagaremos muchas comisiones que nos restarán rentabilidad y, además, será difícil que acertemos en nuestro análisis perdiéndonos, como decíamos en el punto anterior, las grandes oportunidades.

¿Quién ganará en este caso?, Nuestro broker. Nosotros nos quedaremos con cara de pocker viendo cómo la rentabilidad de nuestra cartera desaparece.

 

Menos decisiones. Menos errores.  El mercado es un proceso como ya postularon los economistas de la escuela de Viena, y en ese proceso entran muchas variables. Resultados, noticias, etc, todo lo que llamamos ruido y  que mueve las voluntades de muchos inversores, tal y como postulaba Ludwig von Mises en “Teoría e Historia”, creando volatilidad y lo que Benjamin Graham llamó esquizofrenia.

Si nos dejamos llevar por todo este ruido acabaremos por tomar muy malas decisiones. Decisiones guiadas por nuestros miedos o inseguridades o por nuestras ganas de no perdernos una supuesta fiesta.

Todo esto terminará en desastre. Nuestras trabajo debe organizarse para que toda decisión que debamos tomar este racionalmente establecida y responda a patrones predeterminados de antemano de tal forma que no caigamos en estos errores. Para ello, menos es más, como dice Warren Buffett, Wall street gana su dinero del movimiento, nosotros lo ganamos de la quietud. o dicho con sus palabras:

La mayor rentabilidad está en las empresas menos conocidas, Como decía Piotroski:

 Similar to the momentum-related evidence presented in Hong, Lim, and Stein (2000), I find that the positive market-adjusted return earned by a generic high book-to-market strategy disappears in rapid information-dissemination environments (large firms, firms with analyst following, high share-turnover firms). More importantly, the effectiveness of the fundamental analysis strategy to differentiate value firms is greatest in slow information-dissemination environments.

“Igualmente a la evidencia del momentum presentada por Hong, Lim and Stein (2000) encuentro que los retornos positivos por encima del mercado ganados por una estrategia genérica de altos book-to-market, desaparece en entornos de rápida diseminación de la información (grandes firmas con muchos analistas siguiéndolas, firmas con mucho volumen de negociación). Más importante, la efectividad de una estrategia de análisis fundamental que diferencia empresas value es más efectiva en entornos de poca diseminación de la información.”

Invirtiendo en valores como Telefónica, Santander o alguno de los valores que todo el mundo conoce, que son seguidos por multitud de casas de análisis e inversores de todo el mundo, no obtendremos resultados sobresalientes. Estos dependerán de que sepamos escarbar entre las piedras, como decía Warren Buffett, para encontrar aquellas joyas en las que nadie se fija, con capitalizaciones pequeñas y posibilidades de crecimiento grandes. Compañías que puedan convertirse en el Inditex del futuro

Dentro de las empresas menos conocidas la mayor rentabilidad se produce entre aquellas pequeñas y medianas bien gestionadas con poca deuda pero que por diversos motivos cotizan baratas.

Además de tener en cuenta el llamado efecto de las compañías pequeñas estudiado por diversos autores en muchos papers de investigación, que determina el mejor comportamiento en bolsa de las empresas pequeñas y medianas, debemos conocer que, en palabras de Piotroski:

First, firms with lower levels of financial distress earn significantly stronger future returns than high-distress firms. This relationship is consistent with Dichev (1998), who documents an inverse relationship between measures of financial distress and stock returns among a set of CRSP firms facing a reasonable probability of default or bankruptcy. Second, high BM firms with the strongest historical profitability trends also earn significantly higher returns in the subsequent year.

Primero , las empresas con menores niveles de angustia financiera tienen significativamente más fuertes retornos futuros que aquellas con alto niveles de angustia financiera. Esta relación es consecuente con Dichev (1998) quien documenta una relación inversa entre las medias de angustia financiera y los retornos sobre un campo de empresas CRSP que tienen una razonable probabilidad de suspender pagos o caer en la bancarrota.  Segundo. compañías con altos book-to-market con las tendencias históricas de rentabilidad más fuertes también tienen mejores retornos en el siguiente año.

Esto es una evidencia, las buenas empresas, aquellas con mejores estados financieros se comportan también mejor en bolsa, pues lo que mueve las cotizaciones tras la volatilidad aparente  son los resultados empresariales.

Pero además estaremos invirtiendo con un alto margen de seguridad, lo que nos evitará riesgos innecesarios, pues como dice  Peter Lynch “Companies that have no debt can’t go bankrupt” o las compañías que no tienen deuda no pueden quebrar.

En consecuencia las compañías que saben cómo ganar dinero con sus negocios y están bien gestionadas, terminan  siendo también más rentables para el accionista y nos permiten ganar mucho dinero, obtener una buena renta, asumiendo los riesgo justos.

Por ese motivo, nunca,  nunca,  inviertas en una empresa de la que no conozcas sus cuentas, de la que no tengas la información adecuada que te permita una investigación seria,  ya que las mayores pérdidas en acciones vienen de comprar compañías con un balance débil.

Resumiendo este punto en palabras de Peter Lynch “invertir sin investigación es como jugar al pocker y nunca mirar las cartas”

Nuestras estrategias deben evitar en la medida de lo posible el riesgo divisa. Invertir en divisas es un riesgo añadido que tendremos que tener en cuenta si realmente vamos a dar ese paso, pues nuestras incertidumbres al hacer eso se multiplicarán.  No es nada nuevo ver que nuestras acciones suben un 10% o un 20% en moneda local y nosotros perdemos esa cantidad o mucho más debido a la caída  de la moneda.

Sin ir más lejos, un inversor que hubiera invertido en pesetas en 1982 en España hubiera perdido solo debido a las devaluaciones de la moneda un 40% en pocos anos. Difícil remontar ese peso.

Sin embargo, invirtiendo en compañías europeas compradas en euros pero que venden en todo el mundo estaremos aprovechando el crecimiento emergente sin vernos perjudicados por posibles devaluaciones. Una forma inteligente y controlada de ganar con el crecimiento económico de, por ejemplo, la India.

Debe ser repetíble. Obviamente conseguir un 20 o un 30% un día o un mes es fácil, solo requiere un golpe de suerte. Sin embargo conseguir rentabilidades consistentes año a año requiere de fórmulas de inversión bien diseñadas que apliquen criterios objetivables que podamos repetir una y otra vez.

No es lo mismo tener una buena mano de póquer con la que todo el mundo puede ganar que ser un buen jugador que sabe sacarle partido a las situaciones una y otra vez.

El análisis cuantitativo y la investigación racional aplicada a la bolsa nos permiten tener métodos objetivos de inversión que podemos aplicar una y otra vez  consiguiendo así grandes resultados año a año con nuestra cartera.

Y sobre todo y sin lugar a dudas debe ser simple, debe resumir en la simplicidad de pocos pasos toda la complejidad del mercado financiero.

Como ya postuló Guillermo de Occam en igualdad de condiciones, debe preferirse la más simple de las hipótesis rivales. Este principio se conoce como “la navaja de Occam” y es de aplicación obligada para todo aquel que desea tener éxito e cualquier campo. También en finanzas  donde las variables son muchas y las complicaciones infinitas.

estrategias de inversión

Lamentablemente, las escuelas de negocios premian los comportamientos complejos por encima de los simples, y es fácil ver cómo los seres humanos tendemos a complicarlo todo.

 La simplicidad aumenta la efectividad y, puede ser que parezcamos poco inteligentes al utilizar caminos muy simples en muestras investigaciones, pero realmente estaremos ganado mucho más dinero que aquellos dispuestos a complicarlo todo hasta el infinito.

Tengamos en cuenta siempre en nuestra mente el tremendo misterio de los fractales, su detallada complejidad se produce a partir de una regla matemática simple: el resultado del primer ciclo es el valor inicial del siguiente. Esta regla, repetida una y otra vez, genera esos dibujos de variaciones interminables que se parecen tanto a las formas que vemos en la naturaleza. Con ellos en mente, busquemos aquellas aproximaciones simples que nos permitan acometer lo complejo con una base firme.

Dicho esto, pasemos a realizar un backtest de dos estrategias de inversión que cumplirán todos estos principios y que nos permitirán batir a los índices año a año controlando la volatilidad. Con ellas  tendremos en nuestras manos grandes armas para multiplicar nuestro dinero sabiendo en todo momento lo que estamos haciendo y, por lo tanto, con un control del riesgo férreo y adecuado.

Estrategias de inversión. Fórmula nº1.  Buscamos buenas empresas a buenos precios. 

Lo primero que debemos tener en cuenta si queremos batir a los índices es qué resultado arrojan estos a largo plazo. La rentabilidad media del SP500 en 200 años ha sido de un 6% anual, luego  debemos batir esta marca para ser consecuentes con nuestros objetivos y debemos hacerlo de manera consistente para  multiplicar nuestro dinero en un plazo de tiempo adecuado.

En esta primera aproximación utilizaremos el universo de acciones zona euro para trabajar y cumpliremos así nuestro axioma de pensarnos muy mucho invertir en divisas. Utilizaremos, además, los siguientes ratios en nuestro backtest.

  • Universo de acciones en los mercados de Alemania, Francia, Italia, España y Portugal
  • Compañías de mas de 100. de capitalización
  • altos ROIC
  • bajos EV/EBITDA
  • deuda/EBITDA <2
  • Comisiones por operación del 0.2%

La explicación es clara. En nuestra búsqueda seleccionamos aquellas compañías con altos ROIC (retorno sobre el capital empleado).  Un alto ROIC nos ala de negocios que saben sacar mucho rendimiento a cada euro invertido en ellos. Exactamente lo mismo que nosotros buscamos para nuestras inversiones. Empresa así son capaces de multiplicar el capital invertido a lo largo de los años, lo que nosotros deseamos.

Sin embargo, para tener más clara nuestra búsqueda y cumplir con los principios que postulamos anteriormente, le pondremos una condición a nuestro backtest de tal manera que nos descarte todas aquellas empresa con deudas superiores a dos veces ebitda. De esta forma sabemos que trabajaremos sobre negocios  capaces de crecer con recursos propios y no a base de deuda, lo que es una garantía de buena gestión.

Como tercer punto importante en nuestro backtest compraremos aquellas con un EV/ Ebitda más barato, es decir, aquellas que por cualquier motivo están cotizando baratas y siempre con una capitalización superior a 100m de euros, lo que nos permite aprovechar el efecto de las empresas pequeñas sin comprar microcaps.

Así pues:

  • Backtest de 15 años
  • Universo de acciones en los mercados de Alemania, Francia, Italia, España y Portugal
  • Compañías de mas de 100. de capitalización
  • altos ROIC
  • bajos EV/EBITDA
  • deuda/EBITDA <2
  • Rebalanceo anual el 31 de diciembre
  • Comisiones por operación del 0.2%

Veamos la rentabilidad que obtenemos en nuestro backtest.

estrategias de inversión

 

 

Takeaways

  • Vemos que una estrategia basada en comprar compañías con buenos fundamentales que cotizan por el motivo que sea a bajos Ev/ebitda bate espectacularmente a los índices a largo plazo.
  • Vemos también que no son necesarias  grandes complicaciones para multiplicar nuestro dinero.
  • Observamos que un trabajo basado en las premisas que nos planteamos inicialmente tiene sentido y nos permite conseguir nuestros objetivos.

 

Estrategias de inversión. fórmula 2º. Buscamos buenas empresas con momentum.

En este nuevo caso, seguiremos trabajando con el universo de acciones de la zona euro y seguiremos eligiendo altos ROIC y baja deuda con la misma capitalización. Sin embargo, nuestra aproximación al precio de compra será distinta y simplemente compraremos aquellos valores que tengan mayor fortaleza relativa utilizando el ratio de momentum price índex a 12m.

estrategias de inversión

Así pues:

  • Backtest de 15 años
  • Universo de acciones en los mercados de Alemania, Francia, Italia, España y Portugal
  • Compañías de mas de 100. de capitalización
  • altos ROIC
  • buena fortaleza relativa
  • deuda/EBITDA <2
  • Rebalanceo anual el 31 de diciembre
  • Comisiones por operación del 0.2%

Como podemos observar en el gráfico anterior esta aproximación es mucho más rentable que la anterior

estrategias de inversión

Takeaways

  • Vemos que un trabajo basado en comprar compañías con buenos fundamentales que por el motivo que sea están subiendo en bolsa actualmente es mucho más rentable que buscar solo aquellas cuyo precio es más barato.
  • Vemos que nos es necesario asumir  grandes complicaciones para multiplicar nuestro dinero en el mercado.
  • Observamos que una estrategia basada en las premisas que nos planteamos inicialmente tiene sentido y nos permite multiplicar nuestro dinero.

Estrategias de inversión. El control de la volatilidad.

Estas estrategias de inversión  de Buy&hold, cada una con un sesgo táctico diferente, claramente superan la rentabilidad de histórica del SP500 y cumplen con todos los principios que nos planteamos para nuestro ejercicio demostrando algo que no es tan obvio para la mayoría de los inversores.

La gestión activa bien enfocada es capa de multiplicar nuestro dinero en el mercado de valores proporcionándonos al final la libertad financiera

Sin embargo, estas estrategias no están exentas de volatilidad. Esto no debería ser un problema pues la volatilidad es un factor que debemos despreciar en inversión a largo plazo y que incluso deberíamos aprovechar nuestro favor cuando se produce para extraer nuevos puntos de rentabilidad. Sin embargo para cierto tipo de inversores una excesiva volatilidad es un problema.

 ¿Podemos encontrar un método que nos permita controlar la volatilidad sin renunciar a altas rentabilidades, creando portfolios  conservadores que batan al mercado? La respuesta es sí.

Un método simple será realizando coberturas de riesgo con índices en nuestras cartera. De esta forma podremos no sólo controlar la volatilidad sino también en muchos casos mejorar el rendimiento.

Para saber más sobre este tema le propongo leer el fantástico estudio al respecto escrito por mi socio José Iván García en este articulo sobre el retorno absoluto. Se sorprenderá de lo que  el retorno absoluto puede conseguir.

El arte de invertir

Con estos puntos hemos respondido al objeto de este artículo, estudiar dos posibles estrategias de inversión que nos permitan batir al mercado año a año en un plazo de tiempo largo, con una base simple y atendiendo a los principios de una inversión coherente. Esto no quiere decir que estas sean las mejores  aproximaciones al mercado y no quiere decir tampoco que ya lo tengamos todo hecho.

Evidentemente, cada uno debe buscar la aproximación al mercado que se adecua a su carácter como inversor pero, además, aún podemos aplicar ciertos pasos para beneficiarnos de algunos puntos de rentabilidad extra en nuestro portfolio, ¿cómo? Aplicando el arte de seleccionar empresas dentro de este universo que nuestros estudios nos muestran.

No lo olvide, Invertir es un arte, no una ciencia. Las personas que tienden a cuantificar todo rígidamente están en desventaja frente aquellas que saben basarse en la racionalidad para luego hacer de ella un arte. Y ese arte sólo se aprende trabajando con quien lo posee. No hay otra forma.

 

Estrategias de inversión. Cómo batir a los índices año a año controlando la volatilidad.

5 (100%) 2 votes